En cada viaje, AirBnb es dónde busco hospedaje para los destinos por venir, exclusivamente. Si uno sabe buscar resulta más económico que un hotel, pero también porque preferimos la comodidad de hospedarnos en un departamento más que en una habitación de hotel, especialmente por la privacidad y también por los elementos de confort y funcionales, llamesé: cocina, heladera, lavarropas, etc. Privacidad porque no somos particularmente amantes de que nos entre el servicio cada día ni tampoco depender de la llave con el conserje y ese tipo de cosas que están muy bien para un hotel pero que en un departamente no extrañamos para nada y nos gusta ser nosotros con el depto :).  Y confort de lo mencionado porque a veces es útil y económico cocinar algo, guardar bebidas para que estén frescas y poder lavar algunas ropas sin necesidad de buscar un lavadero, especialmente en temporadas calurosas, como también a veces disfrutar de algún buen sistema de audio.

airbnb_horizontal_lockup_print[1]

Al día de hoy, ya nos hemos hospedado muchas veces gracias a este servicio y siempre nos resultó una solución y nunca tuvimos un problema mayor con un locador.

Mayormente busco hospedaje en la compu pero también uso mucho la aplicación de Airbnb para iPad, aunque la funcionalidad es un poco menor, nada mejor que estar en la camucha buscando algún lugar lindo para hospedarse en un próximo viaje.

IMG_1399

“¿Es seguro reservar un departamento? Me da miedito.”

Excelente pregunta, gracias por hacerla. En primer lugar, cada usuario que se registra en el sistema se valida a través de varios aspectos online: redes sociales, teléfono, e-mail, etc. De este modo, es verificado por el sistema en forma automática al momento de suscribirse: te llama una computadora al teléfono que declaraste y te pide confirmar que vos sos vos.

Y, además, algo muuuy importante es que trabajan con un sistema de REPUTACIÓN, similar a MercadoLibre o eBay. Esto permite que tanto locador como locatario posean un perfil de usuarios con una trayectoria supervisada y veraz. Cada propiedad, además de toda su información relativa posee los comentarios de -exclusivamente- quienes se hospedaron y cuentan su experiencia en el departamento, tanto lo bueno como lo malo, y esto permite conocer el lado B de la propiedad y saber mejor la realidad del depto.

Entonces, aquí lo que aconsejo es, además de buscar un depto en un lugar lindo, a buen precio y bien ubicado a los fines propios, etc, es que tenga BUENA REPUTACIÓN y, en lo posible, ningún comentario malo. A veces te puede pasar que una propiedad tiene 10 comentarios y son todos buenos pero un par cuentan que la cama no era muy buena. Yo lo tacho, especialmente porque ya me pasó de dormir en una cama mala por subestimar este tema. Al igual que cualquier otro aspecto, como puede ser que la zona sea ruidosa y, si eso no va con uno, puede ser un factor en contra para el viaje, etc, etc.

¿Y si llego al departamento y tengo problemas?

Bueno, algo genial de Airbnb es que cuando uno hace check in a la propiedad, en la fecha pautada en la reserva, uno dispone de 24 horas para hacer un reclamo inicial a Airbnb (por mail, teléfono, vía Web, etc) si es que uno llegó y en algún sentido algo no anduvo bien. Pasado el primer día, si uno no reclamó, es que todo estaría bien y recién ahí Airbnb le transfiere el pago de tu reserva al locador, no antes. Muy bueno.

De todas formas, si uno eligió un locador con muy buena reputación, es muy poco probable que uno tenga que hacer un reclamo, pero siempre está la opción y Airbnb arbitrará tomando las medidas necesarias para proteger al que esté siendo perjudicado.

“Listo, quiero reservar un departamento ¿cómo hago?”

Los pasos serían los siguientes:

  1. Buscar el departamento que a uno le sirva, hay tres opciones disponibles:
    • Departamento completo: generalmente la opción menos económica de las tres pero claramente más confortable.
    • Habitación privada en un departamento: probé, estuvo bien, pero a futuro YO prefiero la comodidad del departamento completo siempre que sea posible, una cuestión de gusto personal, aunque claro que es más barata la habitación.
    • Habitación compartida en un departamento: la opción más barata, yo nunca usé esta modalidad, pero es una buena alternativa a un hostel que puede resultar más masivo.
  2. Asegurarse de configurar los filtros que permiten seleccionar los servicios con los que quieras contar, como ser: WiFi, cocina, aire acondicionado, etc.
  3. Una vez conseguido lo que uno quiera reservar, debe CONTACTAR al dueño y confirmar disponibilidad sobre las fechas que uno seleccionó. Porque el tema es que el locador debe aprobar la reserva (aunque también pasa que algunos avisos ofrecen “Reserva inmediata” y este paso se evitaría).
  4. Una vez que la reserva es aceptada, ya se la puede pagar para que quede oficialmente reservada. En Argentina se puede pagar en forma completa con tarjetas de crédito y con Paypal.
  5. Te llegará por mail toda la info de tu reserva que, por supuesto, quedará también en tu cuenta de Airbnb.
  6. Ya con la reserva lista podrás contactarte con el dueño para que te pase toda la información del departamento que hasta esta instancia no tenía uno acceso.

Por supuesto, en Argentina hay que agregarle el 35% a todos los precios que uno vea ya que es un pago al exterior.

3018000000115783[1]

Ahorrá 25 dólares en tu reserva en Airbnb!

Si todavía no sos usuario de Airbnb, podés registrarte aquí por ser lector/a de mi blog y así ganarás 25 dólares de descuento en tu primera reserva!

En la web de Airbnb indican estas condiciones sobre esta promoción:

Normalmente, para que una reserva se considere válida, debe tener un importe mínimo de 75 $* sin contar los gastos de limpieza y cualquier impuesto aplicable. Esta cantidad puede variar durante periodos excepcionales en los que haya alguna promoción activa.

En otros posts seguramente iré contando más aspectos de Airbnb, pero espero que haya servido este post de primera introducción a la reserva segura de departamentos por Internet.

Rating: 5.0. From 1 vote.
Please wait...