Si bien no son originales, coinciden con los rechazos -casi emocionales- que viene sufriendo en los últimos años Airbnb en las grandes ciudades del mundo. Su formato de “vivir como un local” a través de alquilar un departamento amueblado por algunos días, como conté oportuntamente, sigue produciendo rechazo por las cámaras hoteleras de todo el mundo. Ahora es el turno de Japón.

El tema es simple: Airbnb con su expansión geométrica en los últimos años, llamó la atención de muchos países y sus grupos hoteleros. En 2015 pasó el millón de propiedades listadas en todo el mundo. Miles de departamentos ocupados por día en las grandes ciudades que restan trabajo a los hoteles, quienes están acostumbrados históricamente a que la hostelería sea exclusiva de ellos. El mundo cambia, muchachos, ya no vivimos en un mundo analógico, no necesitamos ir a una agencia de viajes a comprar un paquete y los hoteles ya no son más indispensables para alojarnos en nuestro destino de viaje. Ahora podemos elegir cada aspecto de nuestro viaje: transportes, hospedajes, excursiones, etc.

Hubo rechazo en su momento en muchas ciudades, como por ejemplo:

  • New York: donde hace un tiempo compartieron con el gobierno de la ciudad información anónima (#ponele) donde se informaban estadísticas, ingresos de los rentadores, cada cuanto alquilan, tipos de propiedades que se alquilan, etc.
  • Atenas: donde muchos piden a los turistas que alquilan que no digan que están parando en un departamento alquilado, sino “en lo de un amigo”.
  • Amsterdam: donde finalmente el estado coincidió en que es una buena idea para los turistas que los visitan, este es el texto que publicaron en 2013:

Un fenómeno como el alquiler de vacaciones se ajusta a una ciudad que valora la libertad de elección y la conexión con el resto del mundo. También hace un mejor uso de las viviendas, puede ser un estímulo económico de turismo, y aparentemente llena una necesidad de los turistas de hoy en día. Debido a esto, los apartamentos no están vacíos durante la ausencia y la oferta turística de la ciudad es más diversa. También se ajusta el fuerte desarrollo de los medios sociales y las preferencias de los turistas a “vivir como un local.” Residentes de Amsterdam, según una investigación, están de acuerdo en que debe haber un lugar para alquiler de vacaciones, si se lo diseña adecuadamente. Dada la tendencia mundial, es importante que Amsterdam, como una de las ciudades turísticas más importantes de Europa, se mantenga al día con este desarrollo.

El comunicado holandés entendió cómo el mundo se debe adaptar a las nuevas dinámicas comerciales como Airbnb, Uber, eBay, Amazon, etc, donde el consumidor puede elegir comprar en estas plataformas que tercerizan y que no poseen stock en sí, brindando así un océano de posibilidades.

Departamento en Tokyo con Airbnb

Departamento en Tokyo con Airbnb

Gracias al lector Mariano, que me avisó que le cancelaron esta semana en Airbnb una reserva de un departamento en Shinjuku (pero ya pudo reservar otro en Shibuya!), me puse al tanto de que hace unos meses Japón comienza a tratar este tema y ya se está hablando de limitaciones a los anfitriones que alquilan sus departamentos a fin de favorecer a los hoteles. Hasta ahora están analizando posibilidades de limitar el alquiler de departamentos a turistas en Japón con reglas como las siguientes:

  • Alquilar por un mínimo de 7 noches.
  • El dueño de la propiedad deberá solicitar autorización al dueño del edificio (o supongo que más bien a la administración).
  • El dueño de la propiedad deberá solicitar autorización a la comuna.

En fin, está todo en veremos. Asimismo, el fiel lector Juan Manuel accedió a información fresca directa de Airbnb y nos la compartió, reitero:

Conseguí la respuesta que copio a continuación de la consultora que hace prensa para Airbnb en Argentina: “Recientemente las comunidades locales anunciaron nuevas reglas para el intercambio de casas en Japón. Son normas que contribuyen a que las personas compartan sus casas y en este sentido Airbnb espera seguir trabajando con los líderes de Japón en reglas que permiten a las personas de todo el país compartir sus hogares”. Como verán, no abundan las precisiones en cuanto a días mínimos, etc.

Todavía está en veremos, porque, como bien me comentó Mariano que le dijo su original anfitrión de Tokyo, todos los departamentos en Japón pasarían a estar en la ilegalidad si no se atienen a estas (futuras) normas.

Ojalá que no lleguen a esto, por el bien de todos los que usamos Airbnb para nuestros viajes.

No votes yet.
Please wait...